UN PROBLEMA DE ESTÉTICA

Patologías de edificación Patologías de edificación

Es evidente que alguno de nosotros nos hemos preguntado alguna vez ¿De verdad es necesario un estudio geotécnico?...

 

Pues bien, para tranquilidad de muchos, es muy normal hacerse esta pregunta y más frecuente de lo que pensamos. Incluso técnicos especializados en las obras residenciales de dilatada experiencia y reconocimiento, muchas veces han dudado de su necesidad.  

 

En la mayor parte de los autopromotores, la ilusión de diseñar y acometer una obra como la de su futura “casa”, choca de pronto con los trámites burocráticos, papeles y licencias que tiene que preparar antes de ver poner el primer ladrillo. Encima, se encuentra con algo nuevo y desconocido como es el Estudio geotécnico… un gasto con el que, en la mayoría de los casos, no contaba. 

 

Seguro que más de uno al leer estás líneas se ha podido ver reflejado en mayor o menor medida con alguna de las premisas expuestas.  

 

Cuando uno adquiere o encarga la construcción de una vivienda, no piensa, ni por un remoto asomo, que su vivienda que tanto trabajo le ha costado y que, seguramente le costará durante los próximos 25-30 años de su vida, pueda sufrir daños graves, apareciendo unas grietas espantosas que por más que tapemos no paran de abrirse, lo que se considera como una patología geotécnica. Sólo nos fijamos que en vez de poner un suelo de 20 €/m2 como el que nos había preparado el constructor, vamos a poner un “porcelánico” que nos sale por el tiple “pero claro es que es para toda la vida…”.

 

Esa es la cuestión –solo nos fijamos en el exterior- Esto es un problema muy generalizado en la sociedad. Es hora de cambiar el concepto, de invertir en el interior y dejar para más tarde el exterior y la fachada. 

 

Con la realización de un estudio geotécnico, minimizamos los riesgos que pueden generar daños a la cimentación de nuestra vivienda. Por menos de lo que vale un suelo porcelánico, podemos tener la tranquilidad de que se ha estudiado el suelo que de verdad nos debe interesar…el suelo sobre el que se asienta toda nuestra casa, toda nuestra vida.

 

Invertir en geotecnia es invertir en seguridad y por tanto, en tranquilidad.